Las cámaras de seguridad o sistemas de video vigilancia son fundamentales en las medidas para tener protegida una propiedad o un comercio. Cada día los equipos son más sofisticados, buscando siempre el beneficio para sus clientes que tratan de cuidar sus bienes. Sin embargo las cámaras han logrado captar personas que roban de las maneras más inusitadas.

En primer lugar, aunque no lo crea, tenemos a una mujer que se mete una pantalla entre sus piernas, cheque las imágenes.



Las cámaras ayudan a detener a gente que tiene la mala costumbre de robar en centros comerciales, los cuales son conocidos como “farderos” o “farderas”. Es impresionante ver todo lo que se meten entre sus ropas y las cámaras de vigilancias los captan y ayudan a los vigilantes a detenerlos.




En las grandes urbes como la Ciudad de México, las cámaras de vigilancia están por todos lados, y por esta razón es más fácil armar un operativo para detener a ladrones.



Los asaltos al transporte público es otro delito común en las ciudades, pero cuando se combinan cámaras, monitoristas y vigilantes, es más fácil detener delincuentes que afectan a los usuarios.


Es común que las cámaras de seguridad capten accidentes, pero también personas que se salvan de tener un percance mayor. Las imágenes son sorprendentes.